Luchas Obreras

Los Comités para la Unidad Obrera saludan la concentración organizada por el sindicato AST (afiliado a la Federación Sindical Mundial) a las puertas de ZARA en Gran Vía de Madrid, para denunciar la precariedad laboral, explotación aquí y en otros países, contratos ... y un largo etcétera.

¡Que viva la lucha de la clase obrera!

Actualmente los trabajos en cadenas franquiciadas de comida rápida se han convertido en una ruleta rusa para las y los trabajadores. Las condiciones de trabajo dependen del empresario que gestiona el centro de explotación, evitando de esa manera la unión del conjunto de plantillas distribuidas por los numerosos restaurantes que operan bajo la misma cadena, así como la de trabajadoras y trabajadores del sector.

Un convenio que afecta a casi 50.000 trabajadoras y trabajadores, que es vital para nuestra provincia, se firma sin asambleas, con una única concentración en Benidorm no unitaria. 

Desde hace años, las administraciones públicas externalizan servicios (limpieza, mantenimiento, jardinería, conserjería…), es decir, pagan a empresas privadas con la excusa de que así “los servicios funcionan mejor” o “se ahorra dinero”.

Ya lo anunciaba la patronal:

"Negociación en el marco de la Paz Social". 

Es decir, la clase obrera debe asumir un aumento de la precarización para aumentar el beneficio empresarial. Ya se sabe, la patronal solamente concederá las condiciones que la clase obrera luche.

Desde los CUO, saludamos la huelga prevista para los próximos días 5, 7 y 9 de junio, puesto que la unidad y la lucha es el único lenguaje que entiende el empresario, considerando que los partidos políticos de arco parlamentario y la Unión Europea legislan para defender a los monopolios.

¡Todos y todas somos la estiba!

¡Nosotras y nosotros producimos, nosotras y nosotros decidimos!